DIOS DESTRUYE A SODOMA Y GOMORRA

Estudio 12

 

Texto:  Génesis 18:16,20-31, 32-33; 19:1-29

 

Temas:   Dios es poderoso; Dios no puede aguantar el pecado

 

Introducción:  Visitaron tres hombres a Abraham.  Uno de ellos dijo:  El proximo año, Sara tu esposa tendrá un hijo.  Sara que estaba escondida, al escuchar eso se había reido.  ¿Por qué?  Aaa, tanto Sara como Abraham, eran muy ancianos, ya no era posible tener hijos, ¿se acuerda?

 

Dios destruye a Sodoma y Gomorra                    Génesis 18:16,20-31, 32-33; 19:1-29

 

Tres hombres visitaron a Abraham.  Uno de ellos dijo: El proximo año, tu esposa Sara tendrá un hijo.  Al escuchar eso, Sara, quién estaba escondida,  se había reido.  ¿Por que?  Es que Sara, tanto como Abraham, ya eran muy ancianos, y ya no era posible que ellos tengan hijos.  ¿Se acuerda?

Después los visitantes se pusieron en pie y empezaron a caminar hacia la ciudad de Sodoma.  Abraham los acompañó para despedirse de ellos.

Así que, el Señor le dijo:  La gente de Sodoma y Gomorra tiene tan mala fama y su pecado es tan grave, que ahora voy allá, para ver si en verdad su maldad es tan grande como se me ha dicho. Así lo sabré.  Dos de los visitantes se fueron de allí a Sodoma, Pero Abraham se quedó todavía ante el Señor.  Se acercó un poco mas a él, y le preguntó:  ¿Vas a destruir a los inocentes junto con los culpables?  ¿Tal vez haya cincuenta personas inocentes en la ciudad y no la perdonarás por esos cincuenta?  ¡No es posible que hagas eso de matar al inocente junto con el culpable, como si los dos hubieran cometido los mismos pecados!  ¡No hagas eso!  Tú que eres el juez supremo de todo el mundo, ¿no harás justicia?

Entonces el Señor le contestó:  Si encuentro cincuenta inocentes en la ciudad de Sodoma, por ellos perdonaré a todos los que viven allí.  Pero Abraham volvió a decirle:   Perdona que yo sea tan atrevido al hablarte así,  pues tú eres Dios y yo no soy más que un simple hombre; pero tal vez falten cinco inocentes para completar los cincuenta.  ¿Sólo por faltar esos cinco vas a destruir toda la ciudad?

Y el Señor contestó:  Si encuentro cuarenta y cinco inocentes, no la destruiré.  Y Abraham seguía intercediendo, hasta llegar a veinte inocentes.  Y Dios seguía aceptando la petición. Pero todavía insistió Abraham:  Por favor, mi Señor, no te enojes conmigo, pero voy a hablar tan sólo esta vez y no volveré a molestarte:  ¿Qué harás en caso de encontrar únicamente diez?  Y el Señor le dijo:  Hasta por esos diez, no destruiré la ciudad.

Cuando el Señor terminó de hablar con Abraham, se fue de allí; y Abraham regresó a su tienda de campaña.

Empezaba anochecer cuando los dos ángeles llegaron a Sodoma.  Lot estaba sentado en la entrada de la ciudad, que era el lugar donde se reunía la gente.  Cuando los vio, se levantó a recibirlos, se inclinó hasta tocar el suelo con la frente y les dijo:   Señores, por favor les ruego que acepten pasar la noche en la casa de su servidor.  Allí podrán lavarse los pies, y mañana temprano seguirán su camino.

Pero ellos dijeron:  No, gracias.  Pasaremos la noche en la calle.  Sin embargo, Lot insistió mucho, y al fin, ellos aceptaron ir con él a su casa.  Cuando llegaron, Lot les preparó una buena cena,  hizo panes sin levadura, y los visitantes comieron.  Todavía, no se habían acostado, cuando todos los hombres de la ciudad de Sodoma rodearon la casa y, desde el más joven hasta el más viejo, empezaron a gritar a Lot:  ¿Donde están los hombres que vinieron a tu casa esta noche?  ¡Sácalos!  ¡Queremos acostarnos con ellos!

Entonces Lot salió a hablarles y, cerrando bien la puerta detrás de él, les dijo:  Por favor, amigos míos, no vayan a hacer una cosa tan perversa.  Yo tengo dos hijas que todavía no han estado con ningún hombre; voy a sacarlas para que ustedes hagan con ellas lo que quieran, pero no les hagan nada a estos hombres, porque son mis invitados.

Pero ellos le contestaron:  ¡Hazte a un lado!  Sólo faltaba que un extranjero como tú nos quieras mandar.  ¡Pues ahora te vamos a tratar peor que a ellos!  En seguida comenzaron a maltratar a Lot y se acercaron a la puerta para echarla abajo, pero los visitantes de Lot alargaron la mano y lo metieron dentro de la casa; luego cerraron la puerta, e hicieron quedar ciegos a los hombres que estaban fuera.

Todos, desde el más joven hasta el mas viejo, quedaron ciegos.  Y se cansaron de andar buscando la puerta.  Entonces los visitantes le dijeron a Lot:  Tienes más familiares aquí? Toma a tus hijos, hijas y yernos, y todo lo que tengas en esta ciudad; sácalos y llévatelos lejos de aquí, porque vamos a destruir este lugar.  Ya son muchas las quejas que el Señor ha tenido contra la gente de esta ciudad, y por eso nos ha enviado a destruirla.

Entonces Lot fue a ver a sus yernos, o sea, a los prometidos de sus hijas, y les dijo: Levántense, y váyanse de aquí, porque el Señor va a destruir esta ciudad.  Pero sus yernos no tomaron en serio lo que Lot les decía.  Como ya estaba amaneciendo, los ángeles le dijeron a Lot:  De prisa.  Levántate y llévate de aquí a tu esposa y a tus dos hijas, si no quieres morir cuando castiguemos a la ciudad.

Pero como Lot se tardaba, los ángeles lo tomaron de la mano, porque el Señor tuvo compasión de él.  También tomaron a su esposa y a sus hijas, y los sacaron de la ciudad para ponerlos a salvo.  Cuando ya estaban fuera de la ciudad, uno de los ángeles dijo: Corre, ponte a salvo.  No mires hacia atrás, ni te detengas para nada en el valle.  Vete a las montañas, si quieres salvar tu vida.

Pero Lot les dijo:  No, señores míos, por favor.  Ustedes me han hecho ya muchos favores, y han sido muy buenos conmigo al salvarme la vida, pero yo no puedo ir a las montañas porque la destrucción me puede alcanzar en el camino, y entonces moriré.  Cerca de aquí hay una ciudad pequeña, a la que puedo huir.  Déjenme ir allá para salvar mi vida, pues realmente es una ciudad muy pequeña.  Entonces uno de ellos dijo:  Te he escuchado y voy a hacer lo que me haz pedido.  No voy a destruir la ciudad de que me haz hablado, pero ¡anda!, vete allá de una vez, porque no puedo hacer nada mientras no llegues a ese lugar. 

Cuando ya había amanecido y Lot había llegado al pueblo, el Señor hizo llover fuego y azufre sobre Sodoma y Gomorra; las destruyó junto con todos los que vivían en ellas, y acabó con todo lo que crecía en aquel valle.  Pero la mujer de Lot, que venía siguiéndole, miró hacia atrás allí mismo quedó convertida en una estatua de sal. 

Al día siguiente por la mañana, Abraham fue al lugar donde había estado hablando con el Señor; miró hacia Sodoma y Gomorra y por todo el valle, y vio que toda la región subía humo, como si fuera un horno.  Así fue como Dios destruyó las ciudades donde Lot vivía, pero se acordó de Abraham y sacó a Lot del lugar de la destrucción.

Sí, así es. Esta es la historia que encontramos en la palabra de Dios.  Ahora, vamos a repasar la historia haciendo algunas preguntas.

 

Preguntas: 

 

1.  Después de comer en la casa de Abraham, los tres visitantes salieron.  Pero, entre

     ellos, ¿quién se quedó hablando con Abraham?  ---- Dios.

2.  Dios le dijo a Abraham que El había venido para ver si el pecado de las ciudades de

     Sodoma y Gomorra, eran tan graves como se le había dicho.  ¿Cómo respondió

     Abraham cuando el escuchó eso?  ----  El le dijo: “¿Vas a destruir a los inocentes junto

     con los culpables?  Quizás hay cincuenta justos en la cuidad.  ¿Exterminarás a todos, y

     no perdonarás a ese lugar por amor a los cincuenta justos que allí hay?”

3.  ¿Cómo respondió Dios a Abraham?  ---- El le dijo:  “Si encuentro cincuenta justos en

     Sodoma, por ellos perdonaré a toda la ciudad.”

4.  Entonces, Abraham empezó a pedir que Dios tenga misericordia por la ciudad de

     Sodoma si había solamente cuarenta y cinco personas justas, después cuarenta,

    después treinta, después veinte, y al fin si habían solamente diez personas justas.

     ¿Cómo respondió Dios cada vez?  ---- Dios le dijo que El no destruiría la cuidad si

     había diéz personas justas en la cuidad.

5.  ¿Qué piensa usted sobre la manera en que Abraham hablaba con Dios?

6.  ¿Por qué Abraham no tenía miedo a hablar a Dios en esa manera?  ----  Abraham tenía

     un buena relación con Dios.

7.  Cuando los dos ángeles llegaron a Sodoma, ¿dónde estaba Lot?  ----Lot estaba sentado

     a la entrada de la ciudad.  

8.  ¿Recuerdan en la primera lección de Abraham cuando sus pastores y los de Lot

     empezaron a pelearse el uno con el otro?  ¿Cuándo se separaron, qué parte de Canaán

     escogió Lot para vivir?  ---- Él se trasladó hasta los valles cerca de la ciudad de

     Sodoma para vivir. 

9.  ¿Qué ofreció Lot a los ángeles?  ----  Él ofreció su casa como un lugar para pasar la

     noche. 

10. ¿Cómo respondieron los ángeles?  ---- Ellos le dijeron a Lot que pasarían la noche en

      la calle. 

11. Pero, tanto les insistió Lot que ellos fueron con él a su casa.  ¿Qué pasó antes de que

      ellos se habían acostado para dormir?  ----  Todos los hombres de Sodoma rodearon la

      casa de Lot, y estaban gritando porque ellos querían acostarse con los visitantes de

      Lot.

12. ¿Cómo sabemos que las acciones y los deseos de los hombres de Sodoma eran

      pecado?  ---- Por que Dios no creó el hombre para tener relaciones sexuales con otros

      hombres.  Cuando Dios creó un compañero para Adán, El creó a su mujer Eva, no a

      otro hombre.

13. Entonces, Lot trató de calmar la ira de los hombres de Sodoma ofreciendoles sus

      hijas, pero ellos querían a sus visitantes.  ¿Quiénes eran los visitantes de Lot?  ----

      Ellos eran ángeles/espíritus.

14. ¿Cómo mostraron los ángeles su poder para proteger a Lot?  ---- Cuando los hombres

      malos de Sodoma se acercaron a la puerta con intenciones de derribarla, los espíritus

      metieron a Lot dentro de la casa y los dejaron ciegos a los hombres de Sodoma.   

15. Entonces, los ángeles castigaron los hombres malos por su pecado.  ¿Qué nos enseña

      eso acerca de lo que Dios piensa sobre el pecado?  ---- Dios aborrece el pecado.

16. ¿Por qué Dios aborrece el pecado?  ---- Porque El es santo y puro.

17. ¿Por qué Dios mandó esos espíritus a Sodoma?  ---- Ellos vinieron para advertir a

      Lot y su familia que Dios iba a destruir esa ciudad mala. 

18. Entonces, los ángeles le advirtieron a Lot para que el pudiese huír de la ciudad.  ¿Los

      prometidos de las hijas de Lot creyeron que Dios iba a destruir la ciudad?  ---- No.

19. ¿Era posible para los prometidos de las hijas de Lot salvar sus vidas y   

      también desobedecer la orden de los ángeles?   ----  No.  La única manera para

      salvar sus vidas era obedecer a Dios y salir de la ciudad.

20. Cuando Lot tardó en salir de la ciudad, ¿qué hicieron los ángeles? ---- Ellos le

      tomaron de la mano, y le sacaron a él y a su familia de la ciudad para salvarlos.
21. ¿Por qué Dios salvó la vida de Lot?  ---- Porque Dios tuvo compasión y misericordia

      de él.

22. ¿Qué hizo Lot para merecer esta compasión de Dios sobre su vida?  ----  Nada; él era

      un pecador.

23. ¿De dónde viene la misericordia y la bondad que experimentamos en nuestras vidas?

      ---- Viene de Dios.           

24. ¿Merecemos la compasíon y la bondad de Dios en nuestras vidas?  ----  No.

25. Cuando los ángeles, Lot, y su familia habían salido de la ciudad de Sodoma, ¿qué fue

      lo que los angeles les mandaron a hacer?  ----  Ellos les dijeron que suban a las

      montaños, y que no se detengan por nada, ni que miren hacia atrás. 

26. Pero, Lot tenía miedo de ir a las montañas, creyendo que la destrucción le podría

      alcanzar en el camino.  ¿Cómo fue que los ángeles le mostraron compasión una vez

      mas?  ----   Ellos permitieron que Lot y su familia fueran a un pequeño pueblo

      cercano, que fue llamado Soar.

27. Cuando ya había amanecido y Lot había llegado a Soar, ¿que hizo Dios?  ----  Dios

      hizo llover fuego y azufre sobre Sodoma y Gomorra; las destruyó junto con todos los

      que vivían en ellas, y acabó con todo lo que crecía en aquel valle. 

28. ¿Dios permitió que Lot y su familia mirasen la destrucción?  ----  No.

29. ¿Qué le sucedió a la mujer de Lot?  ----  Ella miró hacia atrás y quedó convertida en

       una estatua de sal.

30. ¿La esposa de Lot pecó?  ---- Sí, ella desobedeció. 

31. ¿Qué es el pecado?  ----  El pecado es elegir a seguir a nuestros deseos y planes en   

      vez de seguir a los de Dios. 

32. ¿Qué pasa cuando nosotros pecamos?  ---- Cuando pecamos, somos separados de

      Dios; moriremos separados de El, a así estaremos para siempre.

33. ¿Había diez personas justas en la ciudad de Sodoma?  ---- No.

34. ¿Cómo sabemos que no había diez personas justas en la ciudad de Sodoma?  ----

      Porque Dios le dijo a Abraham que si habían diez justos en la ciudad de  Sodoma, El

      no lo destruiría.  No había diez justos, entonces, Dios cumplió su promesa.

35. ¿Qué nos enseña esta historia sobre las personas?  ----  Las personas son pecadores;

      ellos no quieren obedecer a Dios.

36. ¿Qué nos enseña esta historia sobre Dios?  ----  Dios es todopoderoso.  Dios lo sabe

      todo.  Dios es santo y puro.  Dios aborrece el pecado del hombre, pero ama la

      persona.  Dios cumple sus promesas.

37. ¿Cuáles son las otras cosas que han aprendido ustedes en este estudio? 

38. ¿Ahora, quién puede relatar este estudio?     

 

Esta historia se encuentra en el libro de Génesis capitulo 18 – 19