JESÚS APARECE A SUS DISCÍPULOS

Estudio 52                                                                                                                              

 

Texto:  Mateo 18:8-20; Marcos 16:12-20; Lucas:24:13-51; Juan 20:19-29; Hechos 1:2-11 (Juan 14:2-3, 28; 1 Corintios 15:6; Romanos 8:34) 

 

Temas:  Jesús había cumplido su trabajo de sufrir, morir, y resucitar por los humanos;

              Jesús tenía planes para sus discípulos, para que ellos sean testigos en todo el

              mundo; Jesús va a volver un día

 

Jesús Aparece a Sus Discípulos                   Mateo 18:8-20; Marcos 16:12-20; Lucas 24:13-51; Juan 20:19-29; Hechos 1:2-11

 

Después de su resurreción, Jesús dio instrucciones a los apóstoles que había escogido respecto a lo que debían hacer.  Y después de muerto se les presentó en persona, dándoles así claras pruebas de que estaba vivo.  Una vez apareció Jesus frente de más de 500 personas.  Durante cuarenta días  apareció varias veces  y habló acerca del reino de Dios.

Un día, Jesús apareció a dos de sus discípulos en un camino.  Más tarde, ellos dos les contaron a los otros discípulos lo que les había pasado en el camino, y como, a final, reconocieron a Jesús.

            Estaban todavía hablando de estas cosas cuando Jesús se apareció en medio de ellos y los saludó diciendo:  -- Paz a ustedes. --  Ellos se asustaron mucho, pensando que estaban viendo un espíritu. 

            Pero Jesús les dijo:  -- ¿Por qué están asustados?  ¿Por qué tienen esas dudas en su corazón?  Miren mis manos y mis pies.  Soy yo mismo.  Tóquenme y vean: un espíritu no tiene carne ni huesos, como ustedes ven que tengo yo.  –

            Al decirles esto, les enseñó las manos y los pies.  Pero como ellos no acababan de creerlo, a causa de la alegría y el asombro que sentían, Jesús les preguntó:  -- ¿Tienen aquí algo que comer? – Le dieron un pedazo de pescado asado, y él lo aceptó y lo comió en su presencia. 

            Luego les dijo: -- Lo que me ha pasado es aquello que les anuncié cuando estaba todavía con ustedes:  que había de cumplirse todo lo que está escrito de mí en las Escrituras—que el Mesías tenía que morir, y resucitar al tercer día, y que en su nombre se anunciará a todas las naciones que se vuelvan a Dios, para que él les perdone sus pecados. --

            Tomás, uno de los doce discípulos no estaba con ellos cuando llegó Jesús.    Después los otros discípulos le dijeron: -- Hemos visto al Señor. -- 

            Pero Tomás les contestó:  -- Si no veo en sus manos las heridas de los clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi mano en su costado, no lo podré creer. --

            Unos días después, los discípulos se habían reunido de nuevo en una casa, y esta vez Tomás estaba también.  Tenían las puertas cerradas, pero Jesús entró, se puso en medio de ellos y los saludó.  Dijo a Tomás:  -- Mete aquí tu dedo, y mira mis manos; y trae tu mano y métela en mi costado.  No seas incrédulo; ¡Cree! --

 

Tomás entonces exclamó:  -- ¡Mi Señor y mi Dios! --  Jesús le dijo:  --¿Crees porque me has visto?  ¡Dichosos los que creen sin haber visto! --

            Así pues, los once discípulos se fueron al cerro que Jesús les había indicado.  Y cuando vieron a Jesús, lo adoraron, aunque algunos dudaban.  Jesús se acercó a ellos y les dijo:  -- Dios me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra.  Vayan a las gentes de todas las naciones, y háganlas mis discípulos; bautícenlas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñenles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes.  Por mi parte yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. --

             Jesús les advirtío que no debían irse de Jerusalén.  Les dijo:  -- Esperen a que se cumpla la promesa que mi Padre les hizo, de la cual yo les hablé.  Es cierto que Juan bautizó con agua, pero dentro de pocos días ustedes serán bautizados con el Espíritu Santo. --

            Los que estaban reunidos con Jesús, le preguntaron:  -- Señor, ¿vas a restablecer en este momento el reino de Israel?  --

            Jesús les contestó:  --  No les corresponde a ustedes conocer el día o el momento que el Padre ha fijado con su propia autoridad;  pero cuando el Espíritu Santo venga sobre ustedes, recibirán poder y saldran a dar testimonio de mí en Jerusalén, en toda la región de Judea y de Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra. --

            Dicho esto, mientras ellos lo estaban mirando, Jesús fue levantado, y una nube lo envolvió y no lo volvieron a ver.  Y mientras miraban fijamente el cielo, viendo cómo Jesús se alejaba, dos hombres vestidos de blanco se aparecieron junto a ellos y le dijeron:  -- ¿Por qué se han quedado mirando al cielo?  Este mismo Jesús que estuvo entre ustedes y que ha sido llevado al cielo, vendrá otra vez de la misma manera que lo han visto irse allá. -- 

Sí, así es.  Esta es la historia que encontramos en la palabra de Dios.  Ahora, vamos a repasar la historia haciendo algunas preguntas.

 

Preguntas:

 

1.  Después de su resurreción, ¿por cuántos días se quedó Jesús enseñando y dando

     pruebas que estaba vivo?  -- Por 40 días.

2.  ¿A quiénes apareció Jesús durante este tiempo?  -- El apareció a varias personas y a

     sus apóstoles.  Una vez apareció Jesus frente a más de 500 personas. 

3.  Un día cuando apareció Jesús a sus discipulos, ¿cómo reaccionaron a verle en

     medio de ellos?  -- Se asustaron.

4.  ¿Jesús apareció como espíritu?  -- No.  El tenía carne y huesos.

5.  ¿De qué les recordó Jesús a los apostoles?  -- Que él ya les había dicho que iba a ser

     crucificado y después de tres días iba a resucitar.

6.  Uno de los discípulos no estaba con los otros cuando Jesús apareció.  ¿Quién era? 

     -- Tómas.

7.  ¿Tómas creyó que los otros discípulos habían visto al Señor cuando ellos se lo

     dijeron?  -- No.

8.  ¿Cómo respondió Tomás?  -- El les dijo:  -- Si no veo en sus manos las heridas de los

     clavos, y si no meto mi dedo en ellas y mi mano en su costado, no lo podré creer. --

9.  Unos días después, Jesús entró aunque las puertas estaban cerrados.  ¿Qué le dijo a

     Tómas?  -- Que mire sus manos y mete su mano en su costado. 

10.  Cómo sabía Jesús que Tomás dudaba?  --  El sabía porque Jesús es Dios.  Dios lo

       sabe todo.

11.  ¿Después de mirar y tocar a Jesús, creyó Tómas?  -- Sí, creyó.

12.  ¿Qué dijo Jesús acerca de los que creen sin haber visto?  -- El dijo: -- ¡Dichosos

       los que creen sin haber visto! --

13.  ¿Nosotros podemos ver a Jesús?  -- No.  ¿Es posible creerle sin verle?  -- Sí.

14.  Entonces, ¿cómo podemos saber nosotros que Jesús resucitó?  -- Sabemos por el

       testimonio de los que lo vieron; sus dicípulos le hablaron, le tocaron, y supieron que

       de veras El era el Señor.  Jesús comió en su presencia. 

15.  Antes de subir al cielo, ¿qué tarea dio Jesús a sus discípulos?  -- El les dijo: -- Vayan

       a las gentes de todas las naciones, y háganlees mis discípulos; bautícenlos en el

       nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y enséñeles a obedecer todo lo que

       les he mandado a ustedes.

16.  Entonces, ¿Jesús vino para a salvar solamente a los judíos?  -- No.  El vino para

       salvar a todas las personas de todas las naciones.

17.  ¿Quiénes tenían la responsabilidad de hacer más discípulos?  -- Los que ya conocían

       a Jesús.

18.  ¿Qué promesa hizo Jesús a sus discípulos?  -- El les dijo:  Estaré con ustedes todos

       los días, hasta el fin del mundo.  También, dijo que iba a volver un día.

19.  Jesús les dijo a sus discípulos que vayan a Jerusalén a esperar.  ¿Qué estaban

       esperando?  -- Estaban esperando la llegada del Espíritu Santo.

20.  ¿Jesús iba a establecer su reino inmediatamente?  -- No.

21.  Mientras esperaban que Jesús vuelva, ¿Quién iba a darles poder a los discípulos para

       dar testimonio de Jesús?  -- El Espíritu Santo.

22.  ¿Dónde tenían que ir los discípulos a dar testimonio ?  -- En Jerusalén, en Judea y

       Samaria, y hasta en las partes más lejanas de la tierra.

23.  ¿ Los discipulos obedecieron?  -- Sí.  El testimonio de Jesús ha llegado ya lejos de

       Jerusalén. 

24.  ¿Qué pasó con Jesús cuando había terminado de hablar a los discípulos?  -- Jesús fue

       levantado al cielo, y una nube lo envolvió y no lo volvieron a ver. 

25.  Dos hombres vestidos de blanco se aparecieron a los discípulos.  ¿Qué les dijeron? 

       -- Ellos les dijeron:  -- ¿Por qué estan mirando al cielo? -- Dijeron que Jesús había

       sido llevado al cielo, y que vendría otra vez de la misma manera.

26.  ¿Qué promesas hay para nosotros en esta historia?  -- El Espíritu Santo va a llegar a

       sus seguidores para darles poder y para dar testimonio de Jesús.  También, Jesús va a

       volver un día a establecer su reino.

27.  ¿Qué responsabilidades tienen los que siguen a Jesús?  -- Los seguidores de Jesús

       tienen las responsabilidades de hacer discípulos, bautizarles, y enseñarles, dando

       testimonio de Jesús hasta las partes más lejanas del mundo.

28.  Dios nos deja solos para hacer este trabajo?  -- No.  El nos dio el Espíritu Santo.

29.  Escuchando esta historia, ¿hay algo más que tienes que hacer para obedecer y seguir

       a Jesús?

30.  ¿Ahora, quién puede relatar esta historia?  

 

Esta historia se encuentra en el libro de Mateo capitulo 18:8-20